sábado, 10 de diciembre de 2016

La hojarasca. Gabriel García Márquez

No es fácil reseñar una obra clásica, siempre hay algún defecto o algo pasado por alto, después de todo se trata de un libro muy conocido y ya mil veces referenciado, aun así, después de leerlo, debo correr el riesgo de decir lo que me pareció.
La hojarasca es una historia contada a tres voces, o en todo caso una misma historia relatada tres veces desde diferentes puntos de vista. El patriarca, un coronel, autoridad moral del pequeño pueblo de Macondo, su hija y su nieto se ven envueltos en esta historia que tiene como punto de partida la muerte de un misterioso médico odiado por el pueblo pero unido de manera extraña a la familia que protagoniza el relato.
El médico, un ser sin nombre, un forastero llegado al pueblo con una carta de recomendación, en cierta forma adoptado por el coronel, se suicida y el patriarca decide cumplir su promesa de enterrarlo  y evitar asi la venganza que todo el pueblo ha dispuesto para el odiado personaje, que su cuerpo se pudra en la casa que habitaba sus esteriles días...
Si bien las frases se repiten una y otra vez y la historia parece no avanzar, su aparente monotonía nos sirve para conocer a quienes nos cuentan este suceso y a la vez es una radiografía de un pequeño pueblo que conoceremos más a fondo en Cien años de soledad.
Como siempre, la descripción que nos brinda el autor es tan perfecta que casi se puede oler los olores que va contando...
Durante la lectura de todo el libro, me pregunté una y otra vez por el significado de esa palabra, "hojarasca" y en el diccionario se puede leer que es el conjunto de hojas que han caído de los árboles, y en el libro se retrata como el desperdicio del progreso que trajo la industria bananera a la región para después extinguirse... Como en casi todas obras de autores latinoamericanos, se siente una especie de tristeza acompañada de la aceptación de que las cosas son así y no se pueden cambiar, un conformismo aletargado. En fin, como dije, puede que mi reseña peque de liviana, pobre y hasta incompleta, y no es más que un humilde parecer.
Y dada la riqueza de las obras de García Márquez, estoy en campaña de leer otros libros suyos. Tal vez no los lea en un orden específico, pero, de todas maneras, siento que es un deber como librera el conocer a fondo su rico legado. Mi siguiente libro será "Relato de un náufrago" allí vamos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada